Home OTROS SERVICIOS Transplante de córnea

Transplante de córnea

La córnea es la pared anterior del globo ocular, en forma de bóveda con la convexidad hacia fuera, y  transparente en condiciones normales. Junto con el cristalino, la córnea ayuda a enfocar las imágenes sobre la retina en el fondo del ojo.

Su espesor normal oscila entre 0,5 y 0,6 mm, siendo algo más delgada en la zona central. No tiene circulación sanguínea a su través, y su transparencia es debida a la distribución de sus finas láminas de colágeno superpuestas y entrelazadas.
Si la córnea pierde sus propiedades debido a una enfermedad o lesión accidental, el ojo no enfoca adecuadamente, y si el defecto visual es importante puede plantearse un recambio de la córnea, o sea un transplante.

Los transplantes o injertos de córnea se hacen con tejido corneal de un donante humano fallecido, y pueden ser de espesor total o parcial. Lo más frecuente es transplantar un botón corneal circular de unos 8 mm de diámetro en el centro de la córnea.

Estos transplantes de córnea se realizan en centros médicos especializados acreditados, por cirujanos oftalmólogos expertos. No todos los oftalmólogos los practican.

El riesgo de rechazo es muy bajo, a no ser que la córnea enferma esté muy vascularizada o el daño haya sido producido por una causticación química que haya lesionado toda la superficie ocular.

La Clínica Oftalmológica Excimer Láser Palma cuenta entre sus oftalmólogos a varios expertos en el transplante de córnea. La Fundació Banc de Sang i Teixits de les Balears suministra las córneas para los transplantes en las Islas Baleares, después de un estudio exhaustivo de su viabilidad y descartando la posibilidad de enfermedades transmisibles.

En los últimos años se han perfeccionado técnicas quirúrgicas que permiten injertar capas concretas de la córnea sin tener que hacer una trepanación de espesor total, limitando aún más el riesgo de rechazo y acortando la rehabilitación postquirúrgica. Esto permite recambiar sólo el tejido dañado en algunos casos, cuando es posible. Entre estas técnicas están la DMEK y la DSAEK cuando se recambian las capas más internas, y las queratoplastias lamelares anteriores cuando se recambian las capas más externas.